El calor y la Medicina Tradicional China

Es verano y es natural tener calor.
Es el momento del año para tener calor pero no en exceso.
Cuando tenemos un exceso de calor, el cuerpo reacciona con un calor sofocante, un calor secante y es porque el cuerpo nos está expresando un cierto desorden del calor. Entonces, desde la medicina china, entendemos el calor como un movimiento expansivo, como un movimiento inflamatorio, como un movimiento hacia arriba y hacia la periferia y es por eso que el calor seca los tejidos de la piel, seca las mucosas y, al ser un movimiento ascendente, seca también la mucosa de la boca, la mucosidad en la nariz y la mucosidad de los ojos.
Y por eso, todos esos líquidos, si no tienen un movimiento adecuado se secan.


Una buena hidratación durante el verano es muy importante y necesaria, pero no todo el mundo tiene los mismos niveles de hidratación, hay personas que bebiendo un litro de agua o un litro y medio le es suficiente y hay otras que tienen que beber tres litros.
Esta diferencia no significa tener un síntoma patológico ni un desequilibrio, muchas veces simplemente este hecho denota que son personas que tienen naturalezas diferentes o tienen actividades diferentes, se mueven diferentes y sus respiraciones también son diferentes, entonces sus hidrataciones y la sudoración también es diferente.

¿Y qué podemos hacer cuando sentimos un exceso de calor durante el verano, sofocaciones, sudoraciones nocturnas o esos síntomas tan pesados si no hay un desajuste hormonal?


Y hay que plantearse si en este proceso de hidratación nos estamos hidratando lo suficiente y si lo hacemos,
¿Cómo que lo hacemos?
Porque quizás, nos estamos hidratando mucho, pero el contenido de aquello que nos hidrata es pobre y no lleva los minerales necesarios para ayudar a ese calor a generar su movimiento descendente que lo compense adecuadamente.

Si hemos introducido el calor como un movimiento ascendente, hacia la periferia por naturaleza, entonces tiene que haber algo en la naturaleza que ayude a nuestro organismo a compensar de forma natural ese movimiento para que sea descendente y hacia el interior, que lo vaya entrando y bajando.
Y ¿Qué factor de la naturaleza que hace que se realice esta función?

Los minerales porque tienen una función descendente y bajante porque cierran y descienden para nutrir las raíces, así es en la naturaleza y es como lo ve la medicina china.
Entonces, es importante que nos fijemos también en el contenido de aquello que bebemos, no nos sirve la idea de vamos a hidratarnos mucho porque a veces el cuerpo no responde y el calor continúa acumulándose en las partes superiores generando movimientos de sofocación de nacimiento y de sequedad en diferentes niveles, tejidos o espacios.
Esta ha sido una pincelada de introducción sobre el calor y sus posibles efectos de no compensación en este movimiento ascendente y hacia la periferia y la importancia de mirar cuánto hidratamos a nuestro cuerpo y cómo lo hidratamos.


Pere Garcia Carrete
Acupuntor

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 14 =

También podría interesarte

Candidiasis y naturopatía

¿Cómo la naturopatía puede ayudarte con tu candidiasis? ¿Qué es la cándida? Es un hongo en forma de levadura y convive con nosotros en simbiosis,