Después de 1 año intentando ser padres, mi pareja y yo decidimos ir a hacernos las pruebas, se pasa un mal trago. Nos dicen que el esperma de mi pareja es vago y que nos va a costar mucho poder ser padres, la única opción que nos ofrecen es hacer una fecundación un vitro (3 años de espera). Mientras nosotros seguimos probando. Cada mes es como una montaña rusa, mientras ovulas te haces ilusiones te viene arriba, pero a la que llega la menstruación te vienes abajo…. Así fueron pasando los meses, llevábamos ya otro año intentándolo y nada. Incluso estuvimos mirando de hacer la vitro de pago (unos 12.000€ y no aseguran nada), pero un amigo nos recomendó a José Miguel, en centre Xue, acupuntura. ¿Dijimos que podemos perder? Y allá que fuimos, íbamos cada semana. Nos dio esperanza, que ya la estábamos perdiendo… José Miguel trataba a mi pareja con fitoterapia, acupuntura y moxibustion. Yo iba de vez en cuando para ser más fértil y en tres meses tuve mi primera falta. ¡Estábamos Ilusionadísimos! Pero a la misma vez asustados. Una vez embarazada en el primer trimestre seguí yo con la acupuntura, también dejé de fumar a la que me confirmaron el embarazo y con flores de Bach y fuerza de voluntad lo conseguí. Estando embarazada José Miguel, sabe dónde actuar para que todo vaya bien. Tuve un embarazo perfecto, ni mareos, náuseas, nada… Tal vez que engorde algo más de lo necesario jejeje.

A día de hoy tengo un niño precioso de casi tres años y el también a sido ya paciente de José Miguel, cuando era bebé le alivio mucho los cólicos del lactante.

Por todo esto para nosotros en centre terapéutic Xue y José Miguel son muy importantes, nos ayudaron a traer al mundo a nuestro hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =